El Departamento de Estado de EE.UU. ha expresado de manera explícita su apoyo a la moción contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuyo nuevo mandato no fue reconocido por la Asamblea Nacional, de corte opositora. Este viernes, el presidente de ese órgano, Juan Guaidó, afirmó que asumía la “encargaduría de la presidencia de la República” en medio de un “cabildo abierto”, cuyo único punto a tratar era la “ruta para lograr el cese de la usurpación consumada el 10 de enero”.

En un comunicado oficial, el portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino, ha afirmado que “es hora de comenzar la transición ordenada hacia un nuevo Gobierno“, y que apoya el llamamiento de la Asamblea Nacional a los venezolanos para “trabajar juntos, de manera pacífica, en la restauración del Gobierno constitucional y la construcción de un futuro mejor”, ya que el pueblo venezolano “merece vivir libremente en una sociedad democrática gobernada por el Estado de derecho”.

“Instamos a todos los venezolanos a defender y respetar el papel de la Asamblea Nacional, según establecido en la Constitución venezolana de 1999″, afirmó Palladino, quien llamó en particular a las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas a “respetar todas las protecciones que la Constitución autoriza para Guaidó y otros miembros de la Asamblea Nacional, sobre todo su seguridad y bienestar”.

“Un show para tratar de jugar a la desestabilización”

El artículo 231 de la Constitución venezolana establece que el 10 de enero del primer año del período constitucional, el presidente electo deberá ser juramentado ante la Asamblea Nacional. Sin embargo, como esta se encuentra en desacato desde 2016 y sus actos son nulos, según varias sentencias del máximo tribunal, le correspondió al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) tomar el juramento de Maduro. Por eso, ahora la oposición desconoce su mandato.

Por su parte, Maduro calificó el acto convocado por la Asamblea Nacional para desconocer su mandato como un “show para tratar de jugar a la desestabilización”. “Nosotros no nos apeguemos a los shows. Allá ellos con su burla con su propia gente. Y llamo al pueblo al trabajo, a la movilización, vamos a ser serios”, declaró.