El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció este domingo que su gobierno analizará la posibilidad de emitir un permiso especial para el ingreso de los venezolanos a su país, tras el caso de un hombre que apuñaló a su pareja ecuatoriana embarazada frente a varios policías.

La espantosa escena quedó grabada en un video que ha ocasionado la indignación de las autoridades por la actuación de los policías, fuertemente criticados por no tomar todas las medidas necesarias para impedir el trágico suceso. La víctima falleció minutos después en un hospital de la localidad.

En las imágenes se observa al hombre sujetando a la mujer identificada como Diana Carolina Ramírez Reyes, mientras mantiene en una mano el cuchillo. A pesar de la proximidad de agentes que lo instaban a liberarla, el hombre no cedió y comenzó a apuñalarla frente a la mirada atónita de los presentes.

El hecho sucedió el sábado en la noche en la ciudad de Ibarra, al norte de Quito. La Policía informó en un comunicado emitido en la madrugada del domingo que el presunto victimario, de origen venezolano e identificado como Yordy Rafael L. G , había estado agrediendo física y verbalmente a la víctima por las calles Pedro Rodríguez y Luis Cabezas Borja de la localidad.

Moreno informó en su cuenta de Twitter que ha “dispuesto la conformación inmediata de brigadas para controlar la situación legal de los inmigrantes venezolanos en las calles, en los lugares de trabajo y en la frontera. Analizamos la posiblidad de crear un permiso especial de ingreso al país”.

“Les hemos abierto las puertas, pero no sacrificaremos la seguridad de nadie”, afirmó.El mandatario ecuatoriano reaccionó con indignación tras conocerse el caso en un tuit títulado “Todos somos Diana”.

“Ecuador es y será un país de paz. No permitiré que ningún antisocial nos la arrebate. La integridad de nuestras madres, hijas y compañeras es mi prioridad”.

En cuanto a la Policía, dijo que era su deber actuar duramente contra la delincuencia y el crimen y les ofreció su respaldo, pero advirtió que se aplicará todo el peso de la ley contra quienes no hicieron nada para detener la “violencia, la injusticia y el ejercicio criminal del poder”.