SANTO DOMINGO. La ministrad de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, confirmó ayer la muerte de dos personas por causa de leptospirosis. De de 20 casos diagnosticados se han producido esos dos fallecimientos y se trata de dos hombres jóvenes.

Guzmán Marcelino sostuvo que el 75% de los casos diagnosticados de leptospirosis son hombres, porque son los que se ponen en contacto con las fuentes que originan esos males en la salud, aunque las lluvias de las últimas semanas han expuesto a personas de ambos sexos.

La funcionaria indicó que a las enfermedades causadas por la contaminación de aguas se le da un seguimiento estricto, sobre todo a partir de la secuela dejada por los huracanes Irma y María, que afectaron el país en las últimas semanas.

“Estamos ahora en el proceso, ya iniciamos, de capacitación a los centros de salud, a los profesionales para una persona febril, de inmediatamente buscarles el antecederle a ver si estuvo en una zona con esta característica, y en la primera enfermedad que hay que pensar es en leptospirosis”, dijo la ministra de Salud.

Las personas fallecidas residían en San José de Ocoa y San Cristóbal, en la región sur del país, pero no se ofrecieron mayores detalles.

Sin embargo, la directora General de Epidemiología, Raquel Pimentel, dijo que no pueden confirmar los fallecimientos hasta tanto concluyan las investigaciones sobre las causas reales de las defunciones como consecuencia de las lluvias e inundaciones.

“Las notificaciones entraron, solo que estamos ahora esperando hacer la autopsia social para saber los recorridos que tuvieron los pacientes y la historia de exposición, pero hay que darle sus días a los familiares por respecto al duelo”, dijo Pimentel.

Sostuvo que es necesario descartar otras enfermedades, por lo que a priori no pueden confirmar las muertes.

Según datos del Ministerio de Salud Pública, hasta la semana epidemiológica 38 se registran 511 casos de leptospirosis y 30 defunciones por esa misma causa.

El promedio está entre los 10 y 20 casos semanales. El período de incubación de la bacteria es de alrededor de 30 días, por lo que Pimentel dice que es muy temprano hablar del comportamiento de la enfermedad.

Dejar respuesta