Mariano Herrera García-Canturri, Pedro Comín Rodríguez y Pedro González González, tres de los imputados esta mañana por la Audiencia Nacional por el Caso Bankia, han presentado hoy su renuncia al gobernador del Banco de España.

Según una nota difundida por el Banco de España, Herrera García-Canturri, director general de Supervisión y su segundo, Comín Rodríguez, así como González González, responsable del departamento de Inspección, han explicado que no desean permanecer en sus cargos para que su citación para declarar como investigados en el procedimiento abierto por la salida de Bankia a Bolsa en 2011, no afecte al desarrollo de las funciones de supervisión en el organismo.

De los citados por la Audiencia Nacional para ser investigados, los tres altos cargos anteriores son los únicos que están en activo. A ellos habría que sumar a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ex Gobernador del Banco de España; Fernando Restoy, subgobernador hasta el pasado mes de julio, cuando se incorporó al Banco Internacional de Pagos; y Julio Segura, ex presidente de la CNMV.

La investigación sobre la responsabilidad del Banco de España y la CNMV en la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 se basa en el contenido de correos electrónicos enviados a sus superiores por inspectores del Banco de España en el que se advertía sobre la “inviabilidad” de Bankia. Tanto el Banco de España como la CNMV dieron luz verde a la salida a Bolsa. No obstante, el beneficio superior a 300 millones de euros declarado por Bankia cambió poco después a unas pérdidas de 2.979 millones de euros que precipitaron la nacionalización. Meses después la cúpula de Bankia fue llevada a juicio por Andrés Herzog, abogado perteneciente al desaparecido partido Unión Progreso y Democracia (UPyD), y el colectivo 15mpaRato.