La Dirección General de Impuestos Internos trabaja en una estructura asesora con personal interno, que tendrá presencia en sus oficinas a nivel nacional, para ayudar a las pequeñas empresas a cumplir sus obligaciones tributarias en el marco de la formalidad, como parte de la eliminación del anticipo.

Asimismo, desplegará un amplio programa de educación tributaria a ese sector, a fin de que pueda acogerse de manera efectiva al PST reformado, ahora conocido como Único, cuyo reglamento será dado a conocer en las próximas semanas por la institución recaudadora, propiciando vistas públicas.

La información fue ofrecida por el titular de la DGII, Magín J. Díaz, durante una entrevista concedida al canal 45 de Teleradioamérica.

“Más que vender este proceso como la eliminación del anticipo, yo diría que se trata del relanzamiento de un régimen simplificado de las pequeñas empresas, para que se formalicen, sean partes del sistema y que el sistema, que es complicado, no atente contra ese sector”, aclaró Díaz.

El funcionario se expresó en esos términos luego de señalar que el Procedimiento Simplificado de Tributación para pequeñas empresas existe desde 2007, hace once años, y apenas alrededor de 10,000 contribuyentes se han acogido al mismo, pese a que en el país se registran cientos de miles de negocios y de personas físicas que califican para ese régimen.

Dijo que el anticipo fue creado en principio para todas las empresas sin distinción, pero casi al mismo tiempo surgió el PST para hacer lo menos gravosa posible la tributación a las micro empresas