Moradores y usuarios de la carretera Moca-Villa Trina denunciaron el peligro que representa transitar por esa vía de comunicación terrestre debido a los constantes deslizamientos de tierra que se vienen registrando en varios de sus tramos. De acuerdo a lo relatado, los puntos más peligrosos están en los parajes Los Naranjos y El Salitre, donde los desprendimientos de esos lotes han afectado parte de la capa asfáltica de dicha vía, así como varias casetas de personas que se dedican a la comercialización de frutas y rubros en esa carretera.

Dijeron que los derrumbes se iniciaron hace un año aproximadamente con las prolongadas lluvias que dejaron en esta parte del país los huracanes Irma y María.

Señalaron que en ese momento desde Obras Públicas acudieron al lugar y colocaron una cinta amarilla para advertir a los conductores y transeúntes sobre la situación de peligro público de la vía.

“Ha pasado más de un año y no se ve una respuesta por parte de las autoridades”, expresó María Teresa Salas, quien se dedica a vender frutas a orillas de la carretera en El Salitre.

La vía de comunicación terrestre en cuestión, de unos 18 kilómetros de longitud, fue asfaltada en el 2016.

Lograr que el Gobierno reconstruyera ese tramo a los usuarios les llevó varias décadas de lucha, por lo que llamaron la atención de las autoridades antes de que esa obra se dañe por completo.

“Después de tantos años de lucha y de tanto dinero invertido en esa carretera, no es justo que la dejen dañar”, consideró Juan María Camacho, un chofer del transporte público que cubre la carretea Moca-Villa Trina.