El Observatorio de Derechos Humanos para Grupos Vulnerabilizados y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitaron hoy al procurador general de la República, Jean Alain Brito, designar una comisión para investigar unos 15 apresamientos ilegales cometidas por autoridades policiales y antinarcóticas en Moca, provincia Espaillat.

“Producto de esta investigación, hemos podido constatar con testimonios de los imputados que estos se encuentran guardando prisión preventiva porque no accedieron al chantaje y peaje que imponía el coronel Nelson Valenzuela. Está demostrado que le pusieron droga”, denunció el presidente de CNDH, Manuel María Mercedes.

Afirmó que los jóvenes fueron detenidos en redadas y que, en ese momento, no poseían ningún tipo de droga, como se alegó  en el tribunal.

Las organizaciones hicieron su denuncia durante una rueda de prensa hoy frente a la Procuraduría General de la República.

Mercedes recordó el caso del peregrino Juan Comprés (Juanchy) a quien alegamente también se le habría colocado droga  y un tribunal ordenó su libertad pura y simple.