Chris Davis puso fin a su histórica mala racha de 54-0 y se ganó los aplausos de los aficionados rivales en Fenway Park al batear tres imparables y producir cuatro carreras en el triunfo de los Orioles de Baltimore el sábado 9-5 sobre los Medias Rojas de Boston, para romper una cadena de cuatro derrotas.

En su primer turno, Davis recibió lo que parecía ser una ovación burlona cuando fue anunciado. Pero todo cambió cuando sacudió un sencillo con las bases llenas para producir dos carreras con el que puso fin a la racha más larga de turnos sin conectar de hit en la historia de Grandes Ligas para un jugador de posición.

Una vez que ancló en la inicial, Davis agradeció a la caseta de los Orioles, en donde muchos de sus compañeros celebraron y le mostraron su apoyo. Sonrió e hizo un gesto para quedarse con la pelota, y se la dieron. “Me quitó un gran peso de encima”, dijo después. Davis, quien ha encabezado Grandes Ligas en jonrones en dos ocasiones, también pegó dos dobletes. Iba de 33-0 esta temporada.

El pelotero de 33 años está en su cuarta campaña de un contrato por siete años y 161 millones de dólares. El récord de más turnos en fila sin conseguir un hit es 85-0 y pertenece al lanzador Bob Buhl entre 1962-63.

Christian Vázquez pegó un jonrón de dos carreras e impuso una marca personal con cuatro anotaciones remolcadas por los campeones Medias Rojas, que venían de ganar sus últimos dos encuentros. Andrew Cashner (3-1) admitió tres carreras y tres hits en poco más de cinco innings de labor. Rick Porcello (0-3) cargó con el revés. Por los Orioles, el venezolano Renato Núñez de 5-2 con dos producidas y dos anotadas.

Los dominicanos Jonathan Villar de 4-2 con dos anotadas; Hanser Alberto de 5-0; Pedro Severino de 5-1. Por los Medias Rojas, el puertorriqueño Christian Vázquez de 4-2 con cuatro impulsadas y una anotada. Los dominicanos Rafael Devers de 3-1 con dos anotadas; Eduardo Núñez de 1-0.