Las Estrellas Orientales siguen con su camino lleno de ensueños. Ayer fueron recibidos por el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina en el Salón de Embajadores del Palacio Presidencial. Una visita inusual para los campeones del béisbol dominicano.

Nunca antes habían estado en Palacio. Quizá por eso, el presidente de las Estrellas, José Mallén, al finalizar su discurso, que a su parecer lució algo extenso: “me he extendido demasiado, como dije son 51 años”, le dijo a Medina. Inmediatamente se dibujaron sonrisas y aplausos en reconocimiento a la proeza que tardó 50 años. Pero llegó. Mallén recordó, bajo ojos aguados, al fenecido Miguel Feris Iglesia, un exdueño de las Estrellas.

El conjunto verde visitó a Medina luego de conquistar el campeonato de béisbol el pasado 23 de enero al derrotar en seis partidos a los Toros del Este lo que también les dio el derecho a representar al país en la Serie del Caribe (febrero, 4-10, Ciudad de Panamá), que también fue el segundo motivo de la visita del equipo a quien el primer mandatario le entregó la bandera quisqueyana.

Medina dejó una orden clara para las Estrellas: “Lo que le pido al equipo es que como tuvieron 51 años sin tener la oportunidad de representarnos en el exterior, que bateen por 51 años y que traigan la copa a la República Dominicana”.

En realidad, aunque la cifra que se ha hecho viral es la de 51 años, son 50 sin ganar una corona.

Fue de mucha alegría para los peloteros orientales, muchos de ellos poco o nada acostumbrado a girar visitas palaciegas al Palacio. El presidente mostró su satisfacción por el campeonato oriental. “Es un equipo que el país quería verlo ganar”, dijo en una improvisada rueda de prensa. “Además que la forma que está pasando que cada año gana un equipo diferente, también es bueno. Quitarle el monopolio a dos o tres equipos”.

Entre los asistentes se encontraban el gerente general del equipo, José Mallén, hijo; el mánager Fernando Tatis, reconocido en palacio, por su talento dirigencial; el capitán, Junior Lake, Jumbo Díaz, Robinson Canó, que si bien no se uniformó acompañó en todo momento a su equipo; Orlando Calixte, los refuerzos César Valdez (Tigres del Licey), Aneudy Tavárez y Yunesky Malla (Águilas Cibaeñas), entre otros. Asistieron también el ministro de Deportes, Danilo Díaz, el presidente de la Liga Dominicana de Béisbol, Vitelio Mejía, el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, y el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal.

Varios de los jugadores aprovecharon para realizarse un “selfie” con el presidente, quien amablemente cedió a cada foto con esta modalidad que surgió a principios de los 2000s con celular. En par de ocasiones el mandatario preguntó “¿alguien más?” y así todo el que gustó se llevó su recuerdo.

Esto no es nada, pues según Mallén “lo que viene es mucho mejor que lo que tenemos ahora mismo”.