Dos nuevas víctimas elevaron a cuatro la cifra de muertos durante protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, que incluso desataron una pelea este miércoles en la misa del Nazareno, una de las grandes tradiciones de la Semana Santa en Venezuela.

Un adolescente de 13 años y un hombre de 36 fallecieron la noche del martes durante manifestaciones en dos sectores de la ciudad de Barquisimeto (oeste), informó este miércoles la Fiscalía, sin precisar las circunstancias.

Al informar más temprano sobre la muerte de un menor en Barquisimeto, el diputado de oposición Alfonso Marquina atribuyó el hecho a disparos de “colectivos”, grupos civiles que según la oposición están armados y sirven como fuerza de choque del oficialismo.

El 6 y el 11 de abril, dos jóvenes de 19 años fallecieron baleados por policías en las afueras de Caracas y en Valencia (norte).

Lejos de aplacarse con la Semana Santa, la tensión se extendió a la celebración religiosa.

“¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!”, gritó una multitud este miércoles al finalizar la misa previa a la procesión del Nazareno de San Pablo, en el centro de la capital, oficiada por el cardenal Jorge Urosa, duro crítico del chavismo.