Santiago.- Las fuertes y prolongadas lluvias que se registraron toda la tarde y parte de la noche del sábado en esta ciudad, provocaron que colapsara el canal de riego Luis L. Bogaert, por los alrededores de la comunidad La Herradura.

Como consecuencia de esto, la tierra cedió en uno de los laterales de la carretera, provocando daños a la vía que obligan a los conductores desviarse y utilizar la carretera que atraviesa el paraje Guayacanal.

A media mañana de este domingo se encontraba en la zona afectada Marino Abréu, el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI)  quien inspeccionaba los daños provocados y determinar la manera más rápida para resolver la situación.

En las labores de inspección Abréu estaba acompañado de representantes de la Defensa Civil, Policía Nacional y  Autoridad Metropolitana de Transporte.

También, de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) en vista de que el derrumbe hizo colapsar cables de alta tensión, explicó Francisco Arias, subdirector nacional de la Defensa Civil, con asiento en esta ciudad.