Un emotivo último adiós le fue dado al primer obispo de la diócesis de Barahona, monseñor Fabio Mamerto Rivas Santos, en la sede de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED).

Esta despedida fue hecha antes de que sus restos fueran llevados a Barahona, donde finalmente darán crisitana sepultura.

El entierro tiene previsto realizarse a las 10:00 de la mañana de este martes en el pueblo al que se dedicó religiosamente desde 1976.

A su despedida asistieron importantes figuras de la estructura eclesiástica católica así como funcionarios y personalidades de diferentes órganos del Estado.

El 24 de abril de 1976, siendo director del Noviciado Salesiano en La Vega, fue nombrado primer obispo de la Diócesis de Barahona por el papa Pablo VI.

Recibió la consagración episcopal de manos del Cardenal Octavio Antonio Beras Rojas, el 28 de agosto de 1976, en la ciudad de Barahona y tomó posesión canónica de la nueva diócesis el mismo día.

A partir del año 2000 dirigía la Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano y estaba retirado, cuya residencia estaba fijada en el Aspirantado Salesiano de Jarabacoa.

Monseñor Rivas Santos se caracterizó por ser una persona que luchó y amó profundamente a la Región Enriquillo, compuesto por las provincias Pedernales, Barahona, Bahoruco e Independencia, ámbito de acción de la Diócesis.