SANTO DOMINGO. En medio de una incidentada sesión en la que dos legisladores estuvieron a punto de agredirse físicamente, la Cámara de Diputados rechazó ayer la Ley del Código Penal aprobada por el Senado que ignoraba las observaciones hechas por el Poder Ejecutivo acerca de las tres causales para permitir el aborto.

Luego de casi cinco horas de intensos debates en las que 22 diputados expusieron sus argumentos en favor y en contra del aborto, la votación concluyó con 84 legisladores que dijeron no al Código Penal, mientras 63 votaron que sí, de 147 que estuvieron presentes. Otros 14 no emitieron ningún voto.

Al defender el Código Penal, el presidente de la Comisión de Justicia, Henry Merán, afirmó que el grupo había rendido informe favorable para “salvar” la iniciativa que contempla nuevos tipos penales, como la acumulación de penas, y que además lleva 20 años conociéndose en el Congreso.

Mientras la vicevocera del bloque de diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Gloria Reyes, solicitó a sus homólogos salvar a la mujer dominicana y votar en favor de la despenalización cuando la madre o el feto corran peligro de muerte, en caso de violación o incesto y en la situación que la criatura presente condiciones incompatibles con la vida.

El vocero de la bancada del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gustavo Sánchez, indicó a sus legisladores a votar en contra de la ley que aprobó el Senado, en tanto que los voceros del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) llamaron a votar en favor del Código Penal.

Los diputados Pedro Botello y Manuel Díaz, del PRSC y PLD respectivamente, escenificaron un altercado cuando el primero sacó un pancarta que expresaba su posición contra el aborto, lo que al parecer incomodó a su compañero que intentó dirigirse hacia su asiento, por lo que al ser impedidos de entrar en contacto, intercambiaron palabras de forma desafiante.

Al ser rechazado, el Código Penal deberá ser reintroducido nueva vez para poder ser conocido en una próxima legislatura.

Dejar respuesta