El Colegio Dominicano de Ingenieros y Agrimensores (Codia) reiteró sus reclamos para que el Ministerio de Educación y otras instituciones del Gobierno paguen a los contratistas más de mil 600 millones de pesos, adeudados por obras terminadas y cubicaciones.

Dirigentes de la entidad denunciaron, además, que aún opera en la sede de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), la mafia corrupta que provocó el suicidio del ingeniero José David Rodríguez, en el 2015.

El presidente del Codia, Juan Ramón Cruz Ventura, y el tesorero, Guarionex Gómez, manifestaron que solo a través del Ministerio de Educación, hay 190 constructores afectados por la falta de pagos, desglosados en 110 por obras cubicadas y que se encuentran paralizadas, y 90 que han concluido las escuelas asignadas.

En total, Cruz Ventura cifró en 900 los ingenieros contratistas afectados por la falta de pagos de parte del Gobierno.

De esa cantidad, refirió que 302, que son del primer grupo del 2013, han sido registrados con sus cubacaciones concluídas y sus expedientes completos, que entregaron a la mesa de cobros que integró el Codia para gestionar los pagos ante el Gobierno.

Con esos expedientes, sostuvo que se ha presentado dificultades por la burocracia gubernamental, ya que fueron entregados al Ministerio de Obras Públicas, y el ministro, Gonzalo Castillo, les informó que habían sido referidos al Ministerio de Hacienda, donde se les ha dicho que los expedientes fueron devueltos a las respectivas instituciones del Gobierno.

Dejar respuesta