Kairon Antonio Peralta Arias, quien habría estado secuestrado en Haití, dice que eran cuatro sus raptores y que les pedían el pago de 50 mil dólares para liberarlo a él y la guagua que conducía en el vecino país, cuando fue plagiado.

Peralta Arias narró que se escapó en la noche de este jueves en medio de un intenso aguacero en Haití, ya que le habían quitado las esposas con las que lo tenían bajo captura. Explicó que le habían puesto las esposas en los pies.

Mientras que el médico legista Ambiorix Tejada, que atendió a Peralta Arias tras pronto llegó a las oficina de Migración en Dajabón esta mañana, dijo que el hombre no tiene signos de violencia y que su salud está en perfectas condiciones.

El interrogatorio a Peralta Arias, tras su regreso a suelo dominicano, fue realizado en el departamento de la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI) y luego fue trasladado al destacamento policial de la comunidad de Dajabón, para continuar con el proceso de las investigaciones por el caso del secuestro.

El dominicano dijo que estaba secuestrado desde el 11 de este mes.

Sus familiares habían dicho que el Peralta Arias fue raptado en Haití cuando realizaba un servicio de transporte a un grupo de misioneros cristianos, que lo habían contratado por la suma de 72 mil pesos.

Esta mañana la Cancillería dominicana informó que Kairon Antonio Peralta se encontraba en la Procuraduría Fiscal de Dajabón, donde proseguirán las investigaciones correspondientes.

“Previamente, Peralta estuvo en las oficinas de la Dirección General de Migración, en esa provincia. Allí recibió los chequeos médicos de rutina y se confirmó que se encuentra en buen estado físico. Además, oficiales de agencias de seguridad iniciaron las indagatorias pertinentes”, señaló el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado de prensa difundido hoy viernes.