China ha presentado el Wing Loong I-D, un nuevo dron de ataque y reconocimiento, capaz de portar más de 10 tipos de armas y volar hasta 35 horas sin recargar combustible.

Además, la aeronave es capaz de cumplir misiones de reconocimiento desde una altura de 7.000 metros, informa el portal de noticias militares chino Sina Military.

Se informa que el avión de combate está equipado con una amplia gama de bombas y misiles. Entre ellas, cuenta con misiles ‘inteligentes’ guiados por láser BA-7 o Blue Arrow-7.

Medios de comunicación chinos informan que este misil semiautomático aire-superficie es uno de los proyectiles antitanque más poderosos del mundo. De acuerdo con el blog militar QQ.com, es capaz de perforar un blindaje de hasta 1,4 metros desde 7.000 metros.

El Wing Loong I-D también está armado con la bomba guiada por un láser YZ-212, una bomba antipersonal YZ-102A y una bomba guiada en miniatura LS-6 de 50 kilogramos, según Sina Military.

Además, el dron es capaz de portar una carga externa de hasta 400 kilogramos, en comparación con los 100 kilogramos del Wing Loong I, la versión anterior de la aeronave no tripulada.

El dron realizó su vuelo inaugural en un centro de pruebas en el oeste de China el 23 de diciembre.