Los centros de diversión y venta de bebidas alcohólicas que durante estas festividades hagan ruidos excesivos, obstruyan el espacio público y permitan la entrada a menores de edad y a personas que porten armas blancas o de fuego, serán cerrados por el Ministerio de Interior y Policía.

La institución advierte a los propietarios que respeten las leyes establecidas sobre estos particulares porque  “las autoridades serán estrictas en su aplicación, ya que el periodo de gracias que se otorgó en estas navidades fue para ventas de bebidas alcohólicas, pero no para hacer ruidos excesivos ni violar disposiciones legales”.

Este “periodo de gracia” consiste en la extensión del horario de expendio de alcohol hasta el lunes 9 de enero.

Según indica la nota, el pasado fin de semana el Ministerio de Interior y Policía visitó 956 establecimientos comerciales, de los cuales notificó a 51 por exceso de ruido, obstrucción de la vía pública, presencia de menores y por armas de fuego en lugares de expendio de bebidas alcohólicas.

Procedimiento

“Los dueños de negocios que son notificados por infringir la ley en una primera etapa tienen que asistir los martes a una charla en el Ministerio de Interior y Policía para recibir explicaciones sobre los percances que sufrirían si violan la ley, y si reciben  tres notificaciones, el Ministerio les cierra el establecimiento y  somete a la justicia a sus propietarios o encargados”, explica la nota.

Durante el operativo del pasado fin de semana, el Ministerio de Interior, a través del Viceministerio de Seguridad Ciudadana trabaja junto a la Policía Nacional y la Procuraduría General de la República, vía la Procuraduría de Medio Ambiente. En la ocasión fueron retenidas 8 armas de fuego y blanca y 28 menores de edad fueron entregados a sus padres o tutores.