El baladista dominicano Carlos Silver cumplió, a la 1:30 de la tarde de ayer miércoles, su tercer día en el reto República Dominicana Canta por Guinness en el que se ha desafiado mental y físicamente.

Familiares, amigos y fanáticos se concentraron alrededor de la cápsula de cristal, en la que permanece desde el domingo, para mostrar su apoyo al dominicano que se ha propuesto superar el récord de 4 días y 9 horas de canto, establecido por el indio Sunil Waghmare.

Hasta el momento, la salud de Silver no se ha visto afectada y se espera que pueda salir bien de la hazaña con la que busca escribir su nombre el libro de los Guinness World Records como la persona que ha cantado por mayor cantidad de horas.

Atención médica

El martes, según comentó Alberto Zayas, director del reto, el baladista tuvo una subida en la presión arterial y debió ser asistido por personal médico. Pero, según él, el motivo “fue algo emocional”, por lo que dijo no hay de qué preocuparse.

La mañana de este miércoles un otorrinolaringólogo lo estuvo revisando y se comprobó que ya tiene las cuerdas vocales inflamadas, pero hasta el momento no hay rasgadura, por lo que puede seguir con el reto, aunque le aplicaron una inyección de cortisona para reducir la inflamación.