Un capitán de la Policía murió la madrugada de este jueves  al deslizamiento el vehículo en el que se desplazaba por el  kilómetro 43 de la autopista Duarte,  en las inmediaciones de Villa Altagracia.

El cadáver del capitán Francisco Antonio Morales Rodríguez, de 37 años, fue ingresado a la morgue del hospital Nuestra Señora de la Altagracia. Sus familiares realizan gestiones tendentes a trasladar sus restos al municipio de Cotuí, donde era nativo.

Una fuente policial confirmó a este reportero que el arma de reglamento del fallecido oficial fue sustraída por delincuentes al momento del trágico, hecho por lo que miembros del DICRIM y la uniformada realizan operativo para recuperarla.

El oficial policial fallecido prestaba servicio en Santiago y residía en La Vega junto a su esposa e hijos.