Puerto Príncipe- La mayoría de las actividades se paralizaron hoy en la capital haitiana y otras ciudades del país tras las multitudinarias protestas de ayer en contra de la corrupción y la impunidad que dejaron varios muertos y en las que grupos opositores pidieron la renuncia del presidente Jovenel Moise.

En una rueda de prensa, la policía haitiana rebajó hoy el número de muertos en las protestas a 3, aunque inicialmente había informado de 6 al concluir que varias de estas muertes no tuvieron relación con las manifestaciones, sin embargo, según los organizadores, se registraron al menos 11 muertos y 45 heridos.

En su cuenta de Twitter, el presidente haitiano, Jovenel Moise, informó que hoy se reunió con los otros dos poderes del Estado y dijo que este encuentro “celebrado como parte del diálogo en curso, fue una oportunidad para que evaluáramos la situación sociopolítica actual con el fin de proporcionar respuestas concertadas”.

En la capital haitiana, las calles amanecieron hoy casi vacías sin apenas transporte público, tras la protesta de ayer, convocada para exigir al gobierno que aclare el manejo supuestamente fraudulento que se hizo de los fondos de Petrocaribe, programa por el cual Venezuela suministra petróleo al país en condiciones blandas.

Grupos opositores, como la coalición Sector Democrático y Popular, también aprovecharon la protesta para pedir la renuncia del presidente, Jovenel Moise, quien hizo ayer un llamado al diálogo, y también instaron a paralizar hoy y mañana las actividades.

Un portavoz de la coordinadora de organizaciones populares y sindicales, Josue Merilien, dijo a la prensa que la “huelga muestra como el poder pierde el control”, insistió en la renuncia de Moise, y aseguró que mañana continuarán con la huelga y la movilización hasta que haya luz sobre los fondos de Petrocaribe.

Dejar respuesta