El ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, reveló ayer que recientemente la cancillería suscribió la “Iniciativa Laredo”, un acuerdo tripartito entre Estados Unidos, República Dominicana y Haití para el establecimiento de un programa binacional para la modernización de la zona frontera.

Durante su presentación ante la Cámara Americana de Comercio (AmchamDR), el canciller explicó que esta iniciativa fue suscrita durante una reunión entre legisladores dominicanos y autoridades de Haití, realizada en Laredo, Texas.

Indicó que esta iniciativa también fue suscrita por la Universidad Internacional de Texas, la cual asumió la responsabilidad de la coordinación técnica.

Vargas Maldonado, quien calificó la acción como una “iniciativa histórica” para el futuro de ambos pueblos, detalló que la misma busca la conformación de un programa de modernización que estimule el comercio binacional formal y posibilite el desarrollo industrial de empresas binacionales que contribuyan a impulsar mejorías en infraestrucutra y en la calidad de vida de los dos pueblos. Agregó que como parte de esta iniciativa se contruirán tres hospitales en la frontera.

El canciller hizo un recuento de las acciones empredidas durante los primeros cien días de su gestión e indicó que las necesidades de equilibrar la balanza comercial con Estados Unidos y otros países, convocan a emprender el reto de establecer una Diplomacia Comercial que trascienda las competencias individuales e institucionales para unir esfuerzos colectivos  encaminados a incrementar los niveles de competitividad, de productividad y de acceso a nuevos mercados.

(+)
MIREX CONTRIBUIRÁ A REDUCIR DÉFICIT
NUEVA DIPLOMACIA

El diplomático Miguel Vargas Maldonado, afirmó ante la Cámara Americana de Comercio (AmchamRD) que es necesario reducir el déficit comercial bilateral entre Estados Unidos y República Dominicana, y que tiene la decisión de contribuir a facilitar el acceso de los productos nacionales al mercado estadounidense. Apuntó que este esfuerzo requiere de acciones puntuales, como una buena coordinación entre autoridades aduanales y los exportadores; capacitación in situ de los productores agrícolas; seminarios y entrenamientos para exportar