El  canciller de la República Dominicana, Miguel Vargas, sugirió ayer en el marco de la reunión del cuarteto de la Comunidad Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebra en El Salvador, actuar con prudencia y equidad frente a la nueva administración del presidente estadounidense Donald Trump.

Vargas pidió a la diplomacia latinoaméricana “mantenerse vigilante y a la expectativa, pero con prudencia y cuidado esperando que el presidente Trump perfile su gobierno, que lleva solo un mes”.

El canciller dominicano habló ante sus colegas de El Salvador, Guyana y Ecuador, que junto a República Dominicana conforman el cuarteto de la CELAC. “No podemos ni precipitarnos ni anticiparnos, pero si prepararnos para acudir en defensa de nuestros nacionales”, manifestó Vargas.

En la reunión se trató el tema central de la incertidumbre que se ha creado en la región con algunas políticas regionales asumidas por Trump, principalmente en lo concerniente al tema migratorio.

Mientras el canciller de El Salvador, Hugo Martínez Bonilla, sugirió que la CELAC debe plantearse un “curso de acción” sobre las decisiones de Trump que afectan a la región latinoamericana.

El visado
Por otra parte, la República de El Salvador se unió ayer a las naciones con las que República Dominicana ha acordado suprimir el visado para que sus ciudadanos puedan visitar como turistas sus respectivos territorios.

Un comunicado de la Cancillería dominicana precisa que el acuerdo fue firmado por Vargas y el canciller salvadoreño, Martínez Bonilla, luego de sostener una reunión bilateral en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de la nación centroamericana.

Señala que este pacto se inscribe dentro del marco de las políticas de integración, amistad y cooperación que promueve la CELAC y forma parte de las actividades programadas por el canciller Vargas en su viaje a Centroamérica, iniciado ayer en Guatemala, país con el que también pactó el no requerimiento de visas para ingresar a territorio guatemalteco, a partir del primero de marzo próximo.