CONSTANZA. Los cientos de productores agrícolas desalojados de las comunidades ubicadas dentro del Parque Nacional Valle Nuevo, en este municipio, demandaron de las autoridades que les permitan retomar las labores agrarias fuera del área protegida.

Según dijeron, fruto del desalojo realizado el año pasado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales más de 400 trabajadores del campo atraviesan por una profunda crisis económica.

Indicaron que las deudas contraídas con la banca pública y privada, así como los compromisos con agroquímicas, ha provocado la pérdida de vehículos que habían sido puestos en garantías.

En ese sentido pidieron que surja rápidamente una solución que les permita trabajar para poder enfrentar las dificultades económicas.

“La única área donde no se está trabajando en Valle Nuevo es en Constanza, luego en todas partes las cosas siguen normal”, indicó Norberto Rosario, presidente del Bloque de Campesinos de esta ciudad montañosa.

Rosario advirtió que podrían iniciar un plan de lucha de no ser atendidas sus demandas.

Se recuerda que 53 familias que vivían en la zona de El Castillo y La Siberia fueron reubicados en el proyecto Villa Poppy, a quienes, además de las casas, les proporcionaron pequeños lotes de tierra para que puedan desempeñar su labor agrícola.