El vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara aseguró que el Gobierno dominicano no acepta ninguno de los reclamos realizados por la empresa Odebrecht y “que no está en disposición de pagar ni un centavo adicional” de lo que está establecido en el contrato.

Durante un encuentro con la prensa, Jiménez Bichara manifestó que el Estado tiene la intención de que estás plantas sean concluidas a finales del 2018.

“El Gobierno está comprometido con el interés nacional y defenderá cada centavo invertido y por invertir para la finalización de este proyecto”, dijo.

Informó que a partir de la próxima semana iniciarán las conversaciones con el consorcio  para plantearles su posición en torno a las reclamaciones que estos hicieran.

El funcionario explicó que los días 6 y 19 de julio de este año la CDEEE recibió un pliego de documentos contentivos de ocho extensos volúmenes en los que el Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella presenta requerimientos adicionales a lo previamente contratado para la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina.

Refirió que los equipos técnicos de la CDEEE, la firma Stanley Consultants, quienes son los  Ingenieros Supervisores de la Obra y la Unidad Ejecutora de Proyectos, procedieron a la evaluación de los requerimientos, cuyo monto alcanza los US$708 millones, monto que exige en forma adicional a los US$1,945 millones que establece el contrato de Ingeniería, Procura y Construcción.

Jiménez Bichara destacó que la CDEEE mantiene su compromiso de trabajar para que la obra energética concluya satisfactoriamente, por lo que dispone de los recursos necesarios para cubrir los costos de construcción originalmente acordado