Con una genialidad de Ivan Rakitic, el Barcelona propinó el sábado otra desmoralizadora derrota al Real Madrid, ganándole a su archirrival en el estadio Santiago Bernabéu por segunda vez en la semana y poner proa a repetir como campeón de la Liga española.

Rakitic firmó con un disparo picado ante la salida del arquero belga Thibaut Courtois a los 26 minutos. El revés esencialmente echó tierra a las aspiraciones de título del Madrid.

“Estamos muy orgullosos por el trabajo porque no hay muchos equipos en el mundo que puedan decir que en tres días han ganado dos veces aquí”, comentó Rakitic.

La victoria afianza al Barça en el liderato al llegar a 60 puntos, 12 más de los que poseen los merengues desde la tercera posición. Apenas quedan 12 fechas por disputar en la temporada.

El Atlético de Madrid, el escolta inmediato y que juega el domingo de visita ante la Real Sociedad, está a 10 unidades.

Los azulgranas extendieron su hegemonía de esta temporada sobre los merengues, a los que goleó en la primera vuelta de la Liga (5-1) y en los duelos de la Copa del Rey al igualar primero en Barcelona (1-1) y ganar media semana (3-0). También ha enlazado cuatro victorias en el Bernabéu en la Liga, convirtiéndose en el primer equipo que consigue esa marca ante el Madrid.

La más reciente derrota deja al Madrid en crisis, con la Liga de Campeones como su tabla de salvación para salvar el curso. El técnico Santiago Solari y el plantel se jugarán mucho cuando el Madrid reciba al Ajax con una ventaja 2-1 que sacó en la ida de los octavos de final del torneo europeo que ha conquistado en las tres ediciones anteriores.

“Al final, el fútbol es goles, eficacia y no la tuvimos. Ellos fueron mucho más eficaces en esa faceta”, señaló el capitán merengue Sergio Ramos. “Teníamos una buena oportunidad para ganar y acortarles la distancia (en la Liga). No ha sido así y solo vale felicitarlos por el partido, pero sobretodo por el resultado”.

La jugada del único tanto fue tras una descolgada por el sector derecho y Rakitic, de gran desempeño, definió con clase: al entrar al área, el volante croata elevó el balón ante la salida de Courtois.

Antes de la conclusión de la primera parte llegó un momento de polémica y reclamos en una jugada en la que Lionel Messi recibió un golpe en el rostro del capitán merengue Sergio Ramos, que no fue sancionada y provocó los reclamos de los visitantes.

Vinicius Junior tuvo en sus botines la mejor opción de igualar por los merengues a los 59 al encontrarse un rechace en el área, pero el juvenil atacante brasileño sacó un disparo que dio en un costado del defensa francés Clement Lenglet.

Más temprano, el argentino Ezequiel Ávila anotó en el último segundo para darle al colista Huesca la victoria en casa 2-1 ante el Sevilla. El partido estuvo marcado por varias intervenciones del videoarbitraje (VAR).

Cuando se jugaba el octavo minuto de compensación, Ávila recibió el balón por el sector derecho del área chica y clavó el balón con un remate al primer palo. La jugada fue revisada por el VAR, que confirmó que no hubo fuera de lugar.