WASHINGTON.- Un senador republicano asesor del presidente Donald Trump dijo que alentó al presidente a reabrir el gobierno por algunas semanas para continuar negociando con los demócratas sobre los fondos para el muro entre EE.UU. y México antes de que tome un paso más dramático de declarar una emergencia nacional.

Pero eso podría ser solo una ilusión, dado que el senador Lindsey Graham también indicó que el presidente todavía quiere llegar a un acuerdo para el muro antes de acordar reabrir los departamentos del gobierno que se encuentran cerrados.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, una líder demócrata en las negociaciones, insiste en que Trump reabra el gobierno primero.

El punto muerto -que ya lleva semanas- sobre el financiamiento llevó al cierre parcial del gobierno que llegó al día 23 el domingo sin un final en el horizonte.

“Antes de que se acabe la opción legislativa, y creo que casi estamos allí, yo le recomendaría abrir el gobierno por un periodo corto de tiempo, como tres semana, antes de que él presione el botón y ver si podemos llegar a un acuerdo”, dijo Graham, un republicano de Carolina de Sur.

“Si él no puede al final de las tres semanas, todas las apuestas se cierran”, añadió

“Ver si él puede hacerlo él mismo a través de poderes de emergencia. Esa es mi recomendación”, agregó Graham, quien ha presionado públicamente a Trump para usa su autoridad para declarar una emergencia nacional para construir el muro.

Tal paso le permitiría a Trump pasar por alto el Congreso y usar el dinero de varios fondos federales, incluyendo para construcción militar y alivio de desastres y de bienes incautados por la aplicación de la ley, para pagar el muro.

Dejar respuesta