SANTIAGO. El arzobispo metropolitano monseñor Freddy de Jesús Bretón Martínez solicitó este sábado a los creyentes católicos más oraciones y penitencias, para ver si con esto disminuyen los hechos de violencia que suceden en la República Dominicana y en el mundo.

Al presidir la Eucaristía con la cual la Arquidiócesis local renovó su consagración a la Virgen María al celebrarse los cien años de la aparición de la Virgen de Fátima, en Portugal, monseñor Bretón Martínez atribuyó el auge de la violencia y la criminalidad en el mundo a que “mucha gente se ha apartado de Dios”.

Dijo que donde sobreabunda el pecado, los resultados son crímenes, robos, asaltos y malos pensamientos.

“Aprovecho esta magnífica ocasión en que renovamos nuestra consagración al Inmaculado Corazón de nuestra virgen María, para solicitar a las personas que busquen más de Dios, que hagan más oraciones y penitencias, a ver si se reducen los hechos de violencia que nos afectan a todos”, subrayó Bretón Martínez.

Recordó que el Papa Juan Pablo Segundo, tras sufrir un atentado criminal el 13 de mayo de 1981, colocó al pié de la Virgen de Fátima la bala que los médicos les extrajeron de su cuerpo y que nunca pudieron explicar las razones por las cuales el proyectil se desvió de su trayectoria, que era directa al corazón.

El arzobispo santiagués ordenó que en todas las parroquias locales sean renovadas las consagraciones a la Virgen María.

La actividad se celebró en el multiuso de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y fue transmitida por varias emisoras de radio y el canal 55 de Súper TV.