NUEVA YORK. Con la mayoría de los grandes artistas de música ausentes — de Beyonce a Bruno Mars — los Premios MTV a los Videos Musicales carecieron de poder estelar y se sintieron sosos, y cuando impactaron fue por las razones equivocadas.

Camila Cabello derrotó a Drake, Mars, Cardi B, Ariana Grande y Post Malone como artista del año.

“No puedo creer que esto es para mí”, dijo Cabello el lunes en el escenario.

Nosotros tampoco.

Cabello hizo lo impensable más tarde en el show cuando se llevó a casa el máximo premio _ video del año _ por “Havana”. La canción de Cabello fue un éxito No. 1 y, de los nominados en esta categoría, era el segundo más visto después de “God’s Plan” de Drake. Pero eso en parte es porque “Havana” se lanzó el año pasado mientras que los otros videos debutaron este año.

Fue el momento más sorpresivo de la noche y un mensaje claro de MTV: los que no vengan serán castigados; los que asistan, recompensados.

Grande ganó mejor video pop y Post Malone canción del año. Drake, el artista más exitoso del año pasado, no se llevó un solo galardón. Beyonce, Jay-Z, Rihanna y Kendrick Lamar fueron restringidos a honores técnicos, como edición, dirección de arte, cinematografía y efectos visuales. Y “This Is America” de Gambino obtuvo los premios a la mejor dirección, coreografía y video con un mensaje.

El espectáculo volvió a decepcionar cuando Jennifer López, Cardi B y DJ Khaled ganaron mejor colaboración por “Dinero” — una canción que no llegó más allá del No. 80 de la lista Hot 100 de Billboard — superando el éxito de Bebe Rexha y Florida Georgia Line que barió récords, “Meant to Be”, y el popular remix de Mars y Cardi B de “Finesse”.

Y entonces vino el homenaje a Aretha Franklin, un momento que Madonna hizo, bueno, completamente sobre Madonna.

La emblemática estrella pop divagó y divagó sobre los inicios de su carrera, para informar finalmente a la audiencia que cantó un tema de Franklin en una audición decisiva para ella.