SANTIAGO. El presidente de la Federación Nacional de Productores de Arroz (Fenarroz) declaró ayer que los cosecheros del cereal del Cibao Central y la Línea Noroeste no tienen problemas para terminar su segunda cosecha de arroz, aunque reconoció que existen dificultades con el suministro de agua potable.

Mauricio María aclaró asimismo que no existe una real tercera cosecha de arroz, sino que algunos productores plantan de nuevo tras el corte de la segunda.

“Nosotros no estamos de acuerdo con implementar esa tercera cosecha y más en aquellas zonas donde hay dificultades con el agua, como es el caso del Valle de San Juan”, expresó María.

Dijo que los cosecheros del Cibao Central y la Línea Noroeste no tienen problemas con la segunda cosecha que plantaron, y reiteró que la tercera siempre es por cuenta del productor.

Asegura que la demanda nacional no tendrá problemas, explicó que al 30 de julio de este año el sector arrocero tiene en los almacenes 4.8 millones de quintales. “Al 30 de julio tenemos un inventario de 4.8 millones de arroz en almacén y la cosecha oficial empieza ahora en agosto, septiembre, octubre”, indica.

El sector arrocero mueve cada año más de 24,000 millones de pesos; genera más de 350,000 empleos directos e indirectos.

El lunes pasado el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, anunció que debido a la sequía que afecta gran parte del país, quedaba suspendida la tercera siembra de arroz.

Marcelo Reyes, presidente de los productores de arroz de la provincia Duarte, declaró que hasta el momento no tienen problemas con sus siembras y que están de acuerdo con no realizar la tercera. “Los productores privados de la provincia Duarte estamos de acuerdo con que no se realice la siembra de bitoño como se le llama a la tercera postura de arroz”, puntualizó Reyes a Diario Libre.

La presa de Tavera seguía ayer con un bajo nivel en su embalse como consecuencia de la prolongada sequía que afecta al país.