SAN FRANCISCO DE MACORÍS. Las principales actividades comerciales, empresariales, educativas y del transporte público continuaban este jueves paralizadas en más de un 90 por ciento, luego de que las organizaciones populares y comunitarias extendieran 24 horas más un paro que habían iniciado el pasado martes por 48 horas.

Los diversos sectores residenciales, repartos y urbanizaciones, así como el centro de la ciudad están completamente militarizados y con unidades policiales.

Esta mañana el gobernador provincial Juan Antigua Javier censuró al movimiento huelgario y dijo que no tenía razón de ser, ya que el pliego de obras que se exigen, el Gobierno Central las tiene contempladas realizar en los próximos meses.

Asimismo denunció que desconocidos les habrían tiroteado su residencia anoche, además de que en la parte frontal de la sede de la gobernación provincial fueron incendiados neumáticos.

De su lado, Raúl Monegro, dirigente nacional del Frente Amplio de Lucha Popular Falpo, una de las organizaciones convocantes al paro de labores, se desligó de la supuesta agresión a tiros que sufrió la vivienda del representante del Poder Ejecutivo aquí.

Calificó el paro de actividades como exitoso y una contundente respuesta o exigencia de los moradores de San Francisco de Macorís para que las autoridades policiales y del Ministerio Público hagan justicia contra los responsables del asesinato del dirigente estudiantil y popular Bladimir Lantigua Balderas, cuyo sepelio se realizó el miércoles en la tarde.

La huelga también abarca el municipio de las Guáranas, donde antier un agente policial resultó herido de bala en un ojo, aunque está fuera de peligro.

Las organizaciones populares se reunirán en las próximas horas para determinar qué hacer ante los reclamos que vienen haciendo y la indiferencia del sector oficial.

Dejar respuesta