El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha confirmado que el atropello de una furgoneta esta tarde en Manhattan que ha dejado ocho muertos y al menos 12 heridos ha sido un acto terrorista.

El incidente tuvo lugar en la intersección de las calles West y Chambers pasadas las tres de la tarde, hora local de Nueva York.

El número de fallecidos podría incrementarse, teniendo en cuanto la cantidad de heridos. La policía de Nueva York tiene al conductor bajo custodia y atendido en un hospital cercano.

La policía de Nueva York narra en varios tuits el atentado. Después de impactar contra el autobús escolar, el hombre sacó dos armas y un agente le disparó en el estómago. El conductor, un hombre de 29 años, ha sido detenido y la policía ha informado que las pistolas que exhibía el atacante eran falsas.

Dejar respuesta