Al menos 22 estudiantes de la escuela Pedro Batista de la comunidad de Andrés, en Boca Chica, resultaron intoxicados al inhalar un químico que se habría expandido de una fábrica que hay en las proximidades del centro educativo.

Los estudiantes de primaria fueron trasladados al subcentro de salud de Boca Chica con vómitos y mareo. Algunos fueron inyectados, nebulizados y posteriormente despachados.

Los ministerios  de Educación, Salud Pública y la Policía iniciaron las investigaciones.