Al menos 7 personas han muerto tras la ruptura de un dique de contención de residuos de la minera Vale, en la localidad de Brumadinho, a 60 kilómetros de Belo Horizonte, capital del estado brasileño de Minas Gerais, informan medios locales citando al alcalde, Avimar de Melo Barcelos, que estimó el número de desaparecidos en 150. Más temprano, el cuerpo de bomberos habló de unas 200 personas perdidas tras la tragedia.

El alcalde señaló además que siete cuerpos fueron recuperados en la zona del desastre, mientras que nueve personas fueron trasladadas con heridas a hospitales de la zona. Según informó el gobierno de Minas Gerais en un comunicado, 100 sobrevivientes fueron retirados de la zona en buen estado de salud.

“La prioridad total de Vale, en este momento, es proteger la vida de los empleados y de los integrantes de la comunidad“, aseguró la empresa en un comunicado, en el que informó de que la ruptura se produjo a inicios de la tarde de este viernes.

“Había empleados en el área administrativa, que fue afectada por los residuos”, añadió la empresa minera brasileña, la mayor productora mundial de hierro, que activó inmediatamente su plan de emergencia de accidentes.

La agencia de prensa AFP, que citó a los bomberos, aseguro que el accidente causó “varias muertes”.

Gabinete de crisis

El presidente del Gobierno, Jair Bolsonaro, lamentó la tragedia y dijo que se están tomando todas las medidas pertinentes. El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, y el titular de la cartera de Minas y Energías, Bento Costa Lima Leite, están de camino al lugar de los hechos.

“Nuestra mayor preocupación en este momento es atender a las eventuales víctimas de esta tragedia”, dijo el mandatario.

Dejar respuesta