Nasser Al-Attiyah, con su explosividad y su ambición, ha conseguido regalarle a Toyota su primer Rally Dakar. Con una carrera fantástica, que comenzó con una victoria ya en la primera jornada, corta y rápida, y que fue afianzando con la regularidad que se esperaba de un hombre criado en el desierto, el catarí ha saca todo el provecho al recorrido de este Dakar 2019, celebrado íntegramente en Perú y con un 70% de terreno arenoso.

El piloto de Doha, 48 años, sentenció la carrera en la novena y penúltima etapa, con un triunfo que dejó al segundo clasificado, Nani Roma, a 51 minutos. Apenas ha cometido errores en las diez jornadas de competición y tan solo flaqueó el segundo día, cuando, como ganador del día anterior, tuvo que abrir pista en una de las etapas más difíciles de la carrera.

Tras las victorias de 2011, con Wolkswagen, y de 2015, con Mini, Al-Attiyah se impone ahora con Toyota, que ha ganado la batalla con su 4×4 al poderoso equipo Mini y su escuadra de primeros espadas: Sainz, que se desquitó de su terrible tercera etapa con una victoria en esta última jornada –y a pesar de haber iniciado con tres horas de retraso por unos problemas mecánicos en su buggysolo un día después de la que calificó como la etapa más dura de su vida: cientos de kilómetros sin dirección asistida–; Peterhansel, que dijo adiós a la carrera tras un accidente en las últimas jornadas; o Loeb, que combinó días excepcionales con otros desastrosos. Solo Roma pareció seguirle el ritmo, pero con una carrera más bien conservadora, sin triunfo alguno, es difícil plantarle cara al príncipe de las dunas.

En motos, este Dakar ha tenido tantos protagonistas como marcas quisieron romper la hegemonía de KTM en el Rally Raid más duro. Pero tampoco este año ha habido nadie capaz de lograrlo. Y Toby Price ha terminado imponiéndose majestuosamente, con un triunfo el último día, amenazado como estaba por Quintanilla, a solo un minuto de distancia en la general al inicio de la última jornada. Y a pesar de arrastrar durante toda la carrera una dolencia en el escafoides después de lastimarse la muñeca solo unas semanas ante de la carrera.