Monseñor Agripino Núñez Collado renunció a su cargo de miembro del Grupo Estrella tras ser nombrado por el presidente Danilo Medina en la comisión de investigación de la licitación de la central termoeléctrica Punta Catalina.

En una carta dirigida a Manuel Estrella, fechada el 11 de enero, Núñez Collado dice que como Star Engineering es una contraparte local del consorcio que construye las plantas, considera pertinente presentar su renuncia a la Junta Directiva de Estrella.

Varios sectores habían cuestionado que Núñez Collado dirigió el trabajo de la comisión investigadora formando parte del Grupo Estrella, que construye con la empresa Odebrecht las plantas de carbón que se crían en la provincia de Peravia.

Núñez Collado está acompañado por nueve personalidades de la vida nacional en la comisión, que se reunirán pronto para delinear su plan de trabajo de investigación.

La República Dominicana ha sido sacudida en las últimas semanas por las revelaciones hechas por la constructora Norberto Odebrecht a la corte de Estados Unidos de que pagó 92 millones de dólares en sobornos para obtener obras en el país.

La Procuraduría General de la República investiga al empresario Ángel Rondón, supuestamente identificado por la empresa brasileña como la persona que manejó esos recursos. También ha pedido descalificar a la empresa constructora para futuras contrataciones en el país.

Al mismo tiempo, el Gobierno decidió crear la comisión que investigará la licitación de Punta Catalina, un contrato vigente para la construcción de centrales eléctricas que está a cargo de Odebrecht y que se ha defendido desde el inicio de la gestión del presidente Danilo Medina, Como el trabajo necesario para resolver los problemas energéticos del país.

Para el próximo 22 de enero los sectores sociales y personalidades de la vida nacional llamaron a una marcha de protesta contra la corrupción y la impunidad, motivados todos por la indignación que causó el conocimiento de los pagos de sobornos en la República Dominicana.

Odebrecht ha admitido pagar multas en varios países latinoamericanos por grandes obras de construcción.