Algunos aviones Boeing 737 MAX, así como los de la serie NG, podrían tener piezas fabricadas de manera indebida que requieren ser reemplazadas, ha afirmado este domingo la Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA, por sus siglas en inglés).

Según el organismo, se trata de hasta 148 partes aerodinámicas del ala, dispositivos de borde de ataque conocidos como slats, que permiten aumentar el ángulo de ataque. El defecto en los rieles de estas piezas fabricadas por un proveedor de Boeing afecta a 133 aviones de la serie NG y 179 aeronaves MAX por todo el mundo. Solo en EE.UU. hay 32 Boeing 737 NG y 33 Boeing 737 MAX.

La Administración Federal de Aviación precisó que si los rieles de slats fallan por completo, ello no conllevará la pérdida del avión, pero se mantendrá el riesgo de que la pieza defectuosa dañe la aeronave en pleno vuelo. Según el regulador estadounidense, Boeing ya ha identificado los números de serie tanto de los 737 MAX como de los 737 NG ―entre ellos, los que están en EE.UU.― en los que podían haber instalado slats mal fabricados.

a compañía tendrá que identificar cada aeronave defectuosa y retirar las piezas del servicio, mientras que las aerolíneas tendrán que hacer lo mismo en un plazo de diez días una vez que la FAA emita la correspondiente directiva de aeronavegabilidad.

Hace dos semanas Boeing reconoció por primera vez la existencia de una falla en el ‘software’ relacionada con el modelo 737 MAX. Por ese error, los simuladores no podían reproducir ciertas condiciones de vuelo parecidas a las que había en el momento del accidente del avión de Ethiopian Airlines en marzo y de otro de la aerolínea Lion Air en octubre del año pasado.

Boeing aún no ha presentado ante la FAA la actualización de ‘software’ y revisiones del entrenamiento de los pilotos para levantar la prohibición de vuelo de los 737 MAX y señaló en mayo que estaba trabajando para satisfacer las solicitudes de información del regulador.

Dejar respuesta