Rodrigo Tacla, quien fuera el abogado de la constructora brasileña Norberto Odebrecht hasta el año 2016, dijo en una entrevista conel diario español El Paísque la empresa pagó fiestas con mujeres a políticos de República Dominicana y Panamá, como forma de agradecimiento y que luego pasaron a convertirse en chantajes.

Odebrecht también organizaba fiestas. Y enviaba mujeres desde Brasil a celebraciones con políticos en Panamá y República Dominicana. Era la forma de la constructora de expresar su agradecimiento. Aunque luego eso también se convertía en un chantaje…”, cita el diario español, que le entrevistó en exclusiva.

En la entrevista el abogado, quien colabora con las autoridades estadounidenses y españolas, y que en junio España ordenó su extradiccion a Brasil, dice en la entrevista que Odebrecht tenía una relación muy cercana con el presidente de República Dominicana, Danilo Medina. “Y recomendó a Medina al publicitario João Santana.

Además, Marcelo Odebrecht, presidente de la constructora, decidió en 2015 trasladar el departamento de Operaciones Estructuradas (la oficina que pagaba los sobornos) desde São Paulo a Santo Domingo. La finalidad era tener mayor control ante posibles operaciones policiales e investigaciones”, señaló.