La frontera entre la Franja de Gaza e Israel está siendo testigo de enfrentamientos masivos entre palestinos y fuerzas de seguridad en vísperas de la inauguración de la nueva embajada de EE.UU. en Jerusalén.

Según el diario Haaretz, los soldados israelíes han matado al menos 60 palestinos, incluidos 7 menores, y han herido a 2.771 más con impactos de bala con punta de goma e inhalación de gases lacrimógenos.

Además, un médico árabe que intentó rescatar a los manifestantes heridos ha sido asesinado a tiros a manos de militares israelíes.

Según el jefe del servicio de noticias internacionales del diario Haaretz, Asaf Ronel, hay 130 manifestantes en estado grave. También se registran 225 menores, 79 mujeres y 12 periodistas heridos.

Hay alrededor de 35.000 manifestantes congregados en la valla fronteriza y miles más a menos de un kilómetro de Jabalia, según las Fuerzas de Defensa de Israel.

Las protestas iniciaron mientras las fuerzas policiales de Israel estaban preparándose para el traslado de la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén con miles de policías desplegados por la ciudad. La ceremonia oficial de inauguración ha comenzado a las cuatro de la tarde hora local (13:00 GMT) en el barrio jerosolimitano de Arnona.