La selección de Bélgica escogió el camino teóricamente más difícil hacia la final del Mundial de Rusia 2018 al derrotar a Inglaterra por 0-1 con un golazo de Adnan Januzaj y terminar como primera de grupo, lo que le lleva a unos posibles cuartos de final contra Brasil si supera a Japón en octavos.

Un zurdazo del delantero de la Real Sociedad en el amanecer del segundo tiempo sentenció un partido que prometía mucho y que ofreció menos: mucha velocidad, pero pocas ocasiones claras. Y la mayoría, de los ‘Diablos Rojos’, a excepción de un mano a mano del inglés Marcus Rashford que desvió el meta belga Thibaout Courtois.

Con los dos equipos clasificados para octavos de final, el partido solo iba a servir, además de para medir las posibilidades de ambos ante un rival de primer nivel, para decidir el orden del grupo y el lugar del cuadro.

Y Bélgica, con su triunfo, escogió el camino de las dificultades, en el que tras Japón en los octavos se medirá en cuartos a Brasil si la ‘Canarinha’ supera a México, y luego podría enfrentar a Francia, Argentina, Uruguay o Portugal; mientras que para Inglaterra el primer cruce será Colombia, en cuartos el ganador del Suecia-Suiza y en ‘semis’ podría medirse a Croacia o España.